MADRE DE DIOS... RUEGA POR NOSOTROS



«Dame de beber»

Hoy domingo 19 de marzo, como en aquel mediodía en Samaría, Jesús se acerca a nuestra vida, a mitad de nuestro camino cuaresmal, pidiéndonos como a la Samaritana: «Dame de beber» (Jn 4,7). «Su sed material —nos dice Juan Pablo II— es signo de una realidad mucho más profunda: manifiesta el ardiente deseo de que, tanto la mujer con la que habla como los demás samaritanos, se abran a la fe». El Prefacio de la celebración eucarística de hoy nos hablará de que este diálogo termina con un trueque salvífico en donde el Señor, «(...) al pedir agua a la Samaritana, ya había infundido en ella la gracia de la fe, y si quiso estar sediento de la fe de aquella mujer, fue para encender en ella el fuego del amor divino». Ese deseo salvador de Jesús vuelto “sed” es, hoy día también, “sed” de nuestra fe, de nuestra respuesta de fe ante tantas invitaciones cuaresmales a la conversión, al cambio, a reconciliarnos con Dios y los hermanos, a prepararnos lo mejor posible para recibir una nueva vida de resucitados en la Pascua que se nos acerca. «Yo soy, el que te está hablando» (Jn 4,26): esta directa y manifiesta confesión de Jesús acerca de su misión, cosa que no había hecho con nadie antes, muestra igualmente el amor de Dios que se hace más búsqueda del pecador y promesa de salvación que saciará abundantemente el deseo humano de la Vida verdadera. Es así que, más adelante en este mismo Evangelio, Jesús proclamará: «Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba el que crea en mí», como dice la Escritura: ‘De su seno correrán ríos de agua viva’» (Jn 7,37b-38). Por eso, tu compromiso es hoy salir de ti y decir a los hombres: «Venid a ver a un hombre que me ha dicho…» (Jn 4,29). Comentario realizado por el Pbro. Julio César RAMOS González SDB (Mendoza, Argentina)

  TIEMPO DE CUARESMA
CICLO A, AÑO IMPAR
SEMANA III, SALTERIO III




San José Obrero
Su fiesta se celebra el lunes 20 de marzo
dado que se da prioridad al
III Domingo de Cuaresma


Teléfonos 2252 5952  /  2252 6262  /  2252 5247  /  2254 8533


EL SANTORAL
POR ORDEN CRONOLOGICO
POR ORDEN ALFABETICO

LAS ORACIONES NOCTURNAS (COMPLETAS)
“Dios es santo, por sí mismo, pero la Iglesia es santificada por la Trinidad, es consagrada. (...) Reconocer que la Iglesia es ‘santa’, no es decir que es la congregación de los buenos, ni que toda acción eclesiástica sea correcta. No, es reconocer la obra de Dios: Dios, que sí es santo, santifica, consagra, purifica, perdona los pecados, toma para sí un pueblo. Más aún Jesucristo, Salvador y Sumo Sacerdote, el solo santo, no hace nada sin su cuerpo, su esposa, la Iglesia, a la que santifica y por la que santifica: perdona, hace participar de su victoria, derrama el Espíritu. (...)
 Negar que la Iglesia sea santa y santificadora, porque haya pecado en sus miembros es no entender de qué se está hablando: los miembros son santificados por la acción de Dios en su Iglesia santa, no son convocados porque ellos sean santos”.
Mons. Alberto Sanguinetti, Conferencia Episcopal de Uruguay




Modelo de padre amoroso y esposo fiel
San José, Patrono de la Iglesia Universal
San José es llamado el "Santo del silencio" No conocemos palabras expresadas por él, tan solo conocemos sus obras, sus actos de fe, amor y de protección como padre responsable del bienestar de su amadísima esposa y de su excepcional Hijo. José fue "santo" desde antes de los desposorios. Un "escogido" de Dios. Desde el principio recibió la gracia de discernir los mandatos del Señor. Su fiesta se celebra el 19 de marzo   Ver más

Vea aquí los países desde donde se observa esta página
Visit http://www.ipligence.com


Tiempo de conversión y perdón
¿Qué es eso de la Curesma?
 
La Cuaresma ha sido, es y será un tiempo favorable para convertirnos y volver a Dios Padre lleno de misericordia, si es que nos hubiéramos alejado de Él, como aquel hijo pródigo (Lucas 15, 11-32) que se fue de la casa del padre y le ofendió con una vida indigna y desenfrenada.  Ver más



Papa Francisco inicia su quinto año de pontificado
¡
Gracias Papa Francisco! Dios bendiga tu presencia entre nosotros
  (ZENIT – Ciudad del Vaticano, 13 Mar. 2017).- Al anochecer de cuatro años atrás, tras el humo blanco que salió de la chimenea de la Capilla Sixtina, el carmarlengo papal, Mons. Jean Louis Tauran desde el balcón de la logia de san Pedro dio el esperado anunció: “¡Habemus papam!”. Comienza así el pontificado de Francisco, primero con ese nombre, el primer jesuita y el primero proveniente del hemisferio sur. Del primer pontífice originario de América y el primero no europeo desde el año 741.   Ver más

Comentario a las lecturas del domingo 19 de marzo
Señor, dame de esa agua
  El texto estrella de la liturgia de hoy es el de la samaritana. Prácticamente, el capítulo cuarto entero del evangelio de Juan. El famoso episodio del encuentro de Jesús con la samaritana. Algo que nos parece importante siempre que se comenta un texto del evangelio de Juan, es la apelación a su carácter simbólico peculiar. Juan no es un evangelio sinóptico, no es un texto narrativo, ni lo que nos cuenta es probablemente histórico. Juan es un evangelio enteramente simbólico, en el que los símbolos han sido extrapolados hasta desplazar a la realidad.   Ver más

Catequesis del santo Papa Francisco
"Amar con sinceridad y compartir con caridad fraterna" dice el Papa
  
"Sabemos bien que el gran mandamiento que nos dejó el Señor Jesús es aquel de amar: amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma y con toda la mente y amar al prójimo como a nosotros mismos". Con estas palabras comenzó la catequesis el Papa Francisco, en el miércoles de la segunda semana de cuaresma, siguiendo sus reflexiones sobre la esperanza de los cristianos.   Ver más

EL EVANGELIO DEL DOMINGO, 19 DE MARZO

5 Llegó a una ciudad de Samaría llamada Sicar, cerca de las tierras que Jacob había dado a su hijo José. 6 Allí se encuentra el pozo de Jacob. Jesús, fatigado del camino, se había sentado junto al pozo. Era la hora del mediodía. 7 Una mujer de Samaría fue a sacar agua, y Jesús le dijo: «Dame de beber». 8 Sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar alimentos. 9 La samaritana le respondió: «¡Cómo! ¿Tú, que eres judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?». Los judíos, en efecto, no se trataban con los samaritanos. 10 Jesús le respondió:
«Si conocieras el don de Dios
y quién es el que te dice:
“Dame de beber”,
tú misma se lo hubieras pedido,
y él te habría dado agua viva».
11
«Señor, le dijo ella, no tienes nada para sacar el agua y el pozo es profundo. ¿De dónde sacas esa agua viva? 12 ¿Eres acaso más grande que nuestro padre Jacob, que nos ha dado este pozo, donde él bebió, lo mismo que sus hijos y sus animales?». 13 Jesús le respondió:
«El que beba de esta agua
tendrá nuevamente sed,
14
pero el que beba del agua que yo le daré,
nunca más volverá a tener sed.
El agua que yo le daré
se convertirá en él en manantial
que brotará hasta la Vida eterna».
15
«Señor, le dijo la mujer, dame de esa agua para que no tenga más sed y no necesite venir hasta aquí a sacarla». 16 Jesús le respondió: «Ve, llama a tu marido y vuelve aquí». 17 La mujer respondió: «No tengo marido». Jesús continuó: «Tienes razón al decir que no tienes marido, 18 porque has tenido cinco y el que ahora tienes no es tu marido; en eso has dicho la verdad». 19 La mujer le dijo: «Señor, veo que eres un profeta. 20 Nuestros padres adoraron en esta montaña, y ustedes dicen que es en Jerusalén donde se debe adorar». 21 Jesús le respondió:
«Créeme, mujer, llega la hora
en que ni en esta montaña ni en Jerusalén
se adorará al Padre.
22
Ustedes adoran lo que no conocen;
nosotros adoramos lo que conocemos,
porque la salvación viene de los judíos.
23
Pero la hora se acerca, y ya ha llegado,
en que los verdaderos adoradores
adorarán al Padre en espíritu y en verdad,
porque esos son los adoradores
que quiere el Padre.
24
Dios es espíritu,
y los que lo adoran
deben hacerlo en espíritu y en verdad».
25
La mujer le dijo: «Yo sé que el Mesías, llamado Cristo, debe venir. Cuando él venga, nos anunciará todo». 26 Jesús le respondió: «Soy yo, el que habla contigo». 27 En ese momento llegaron sus discípulos y quedaron sorprendidos al verlo hablar con una mujer. Sin embargo, ninguno le preguntó: «¿Qué quieres de ella?» o «¿Por qué hablas con ella?». 28 La mujer, dejando allí su cántaro, corrió a la ciudad y dijo a la gente: 29 «Vengan a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que hice. ¿No será el Mesías?». 30 Salieron entonces de la ciudad y fueron a su encuentro.
31
Mientras tanto, los discípulos le insistían a Jesús, diciendo: «Come, Maestro». 32 Pero él les dijo: «Yo tengo para comer un alimento que ustedes no conocen». 33 Los discípulos se preguntaban entre sí: «¿Alguien le habrá traído de comer?». 34 Jesús les respondió:
«Mi comida
es hacer la voluntad de aquel que me envió
y llevar a cabo su obra.
35
Ustedes dicen
que aún faltan cuatro meses para la cosecha.
Pero yo les digo:
Levanten los ojos y miren los campos:
ya están madurando para la siega.
36
Ya el segador recibe su salario
y recoge el grano para la Vida eterna;
así el que siembra y el que cosecha
comparten una misma alegría.
37
Porque en esto se cumple el proverbio:
“Uno siembra y otro cosecha”.
38
Yo los envié a cosechar
adonde ustedes no han trabajado;
otros han trabajado,
y ustedes recogen el fruto de sus esfuerzos».
39
Muchos samaritanos de esa ciudad habían creído en él por la palabra de la mujer, que atestiguaba: «Me ha dicho todo lo que hice». 40 Por eso, cuando los samaritanos se acercaron a Jesús, le rogaban que se quedara con ellos, y él permaneció allí dos días. 41 Muchos más creyeron en él, a causa de su palabra. 42 Y decían a la mujer: «Ya no creemos por lo que tú has dicho; nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es verdaderamente el Salvador del mundo»

Jn 4, 5-42

 
USTED ES EL VISITANTE NUMERO:
Contador


Conclusiones del Sínodo de los Obispos sobre la familia



INTENCIÓN DE ORACIÓN DEL PAPA PARA MARZO:



La intención de oración del Papa Francisco, para el mes de marzo es
por los cristianos perseguidos, para que experimenten el apoyo de toda la Iglesia, por medio de la oración y de la ayuda material.", según explica un comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Levantado por la Mano de Dios, es un libro testimonial que narra la conversión de un ex guerrillero sandinista y que revela interioridades de dicha agrupación subversiva. Pese a todo, su autor, mientras militaba en las filas del FSLN sufre intento de asesinato por sus propios compañeros de guerrilla, el cual mientras padece las lesiones del atentado reconoce a nuestro Señor Jesucristo como el Señor de su vida. Vea aquí la historia completa.


Nuevo milagro de la Beata Madre María Inés
Intercesión de Madre Inés ayuda a curación milagrosa de Diabetes Mellitus II
 
La presta intercesión de la Beata Madre María Inés ayudó a la curación de la diabetes que afligía a Silvio Ramírez Benavente, quien fue diagnosticado de ese padecimiento por l Hospital San Juan de Dios, en San José , Costa Rica, desde agosto de 2009. Seis años después la doctora de cabecera de este paciente confirmó recientemente que el paciente Silvio Ramírez ya no padecía de esta enfermedad y que actualmente no se le sigue ningún tratamiento contra la diabetes. Vea el testimonio completo de este milagro pulsando aquí

Reflexión del Evangelio del III domingo de Cuaresma
Nosotros mismos lo hemos escuchado
  El Evangelio de este domingo, que nos relata el encuentro de Jesús con la samaritana junto al pozo de Sicar, concluye con esta declaración de los samaritanos: "Nosotros mismos lo hemos escuchado y sabemos que él es verdaderamente el Salvador del mundo". ¿Cómo llegaron a esta conclusión sorprendente?    Ver más

Obispos de EEUU hacen petición a Donald Trump
Mons. Joseph E. Kurtz aboga por acogida a migrantes y refugiados
  
(ACI / ArgentinosAlerta.org) A pocas horas de conocerse la victoria electoral del candidato del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, el Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. Joseph E. Kurtz, hizo público un comunicado llamando a “unirnos como ciudadanos fieles por el bien común”.    Ver más

Una verdadera catequesis sobre la Cuaresma
Cuaresma: Una preparación hacia la Pascua
 
Mientras la fe cristiana permaneció restringida al ámbito bíblico y judío, la proclamación de Jesús como Señor («Creo en un solo Señor Jesucristo»), cumplía todas las exigencias de la fe cristiana y justificaba el culto de Jesús «como Dios». En efecto, Señor, Adonai, era para Israel un título inequívoco; pertenece exclusivamente a Dios.  Ver más

Papa Francisco al inicio de la Cuaresma
La Cuaresma es un tiempo de esperanza 
El Papa añadió en italiano que la libertad que nos dona Jesús, no conlleva a que nosotros “no hagamos nada”, y que vayamos al paraíso “en carroza”, dado que, si bien nuestra salvación es don de Cristo, porque se trata de una “historia de amor”, “necesita de nuestro sí, y de nuestra participación en su amor, como nos lo demuestra nuestra Madre María, y después de ella, todos los santos”.  Ver más