Cómo Dios me habló al corazón

Iniciativa ante la próxima visita papal

LONDRES, miércoles 1 de septiembre de 2010 (ZENIT).- Diversos obispos del Reino Unido reflexionan sobre cómo Dios les ha hablado directamente al corazón en una serie de grabaciones realizada con motivo de la próxima visita del Papa al país, que se desarrollará del 16 al 19 de septiembre con el tema El corazón habla al corazón.

Algunos prelados explican circunstancias difíciles de su vida en las que han encontrado un gran consuelo a través de la oración, destaca L'Osservatore Romano en su edición de este martes.

En uno de los vídeos, el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Westminster, monseñor John Arnold, confiesa que Dios le dio un fuerte sentido de aceptación y de paz el día de la muerte de su madre.

“Precisamente en el momento de su fallecimiento, percibí la presencia amorosa de Dios -recuerda-. Esta experiencia me marcó profundamente y me hizo comprender que nuestra vida está siempre en las manos del Creador”.

Otro obispo, el de Wrexham, monseñor Edwin Regan, explica que en su juventud empezó a experimentar serias dudas sobre la existencia de Dios.

“Un día -explica-, durante el paseo diario en bicicleta antes del amanecer para la entrega puerta a puerta de los periódicos, me detuve en medio de la calle para contemplar el cielo todavía estrellado”.

Y continúa: “Vi los globos de luz intermitentes y brillantes y pensé de una manera espontánea que alguien tenía que haberlos creado”.

Desde esta reflexión juvenil, monseñor Regan, llegada una edad madura, decidió dedicar su vida a servir y predicar “el corazón de todas las cosas”.

“En las entrevistas grabadas, algunos obispos explican algunos acontecimientos de su vida que han desafiado su fe en Dios y en las enseñanzas de Cristo o les han llevado a profundizarlas”, explica el diario vaticano.

El arzobispo de Liverpool, monseñor Patrick Kelly, cuenta su peregrinación a Tierra Santa durante la cual, por una serie de circunstancias casi increíbles, se encontró completamente solo en el lugar de la crucifixión de Jesús, en el Monte Calvario.

“Solo en aquel lugar, y en ningún otro lugar del mundo, percibí, precisamente el día de Viernes Santo, cómo Dios, por medio de su Hijo Jesús, ha reconciliado al mundo consigo mismo”, asegura.

El mismo arzobispo destaca que la próxima visita del Papa al Reino Unido será una oportunidad para profundizar la reflexión sobre el significado de la fe cristiana que tiene su origen en “un encuentro con un evento, con una persona: Jesucristo, el Hijo de Dios vivo”.

Por su parte, el arzobispo de Arundel y Brighton, monseñor Kieran Thomas Conry, narra sus sensaciones durante la celebración de una misa en Roma en el corazón de una catacumba paleocristiana que había acogido los cuerpos de muchos fieles de Jesús en el primer periodo de la predicación evangélica.

El prelado recuerda que durante aquella celebración subterránea, su rostro y el de numerosos de los presentes, se llenaron de lágrimas.

“Se extendió un profundo sentido de dolor entre los presentes en la capilla de la catacumba, un gran sentimiento de pésame por todos los cristianos fallecidos antes que nosotros, a menudo víctimas inocentes de los que odiaban su fe en Jesucristo”, recuerda.

El obispo destaca que esta experiencia en la antigua Roma cristiana ha marcado profundamente su misión sacerdotal y le ha convencido de la importancia de transmitir la auténtica fe en Dios y en su Hijo Jesucristo de generación en generación.

“Estoy totalmente convencido de que el mensaje de fe transmitido a los fieles en los tiempos más remotos es todavía el mismo que predica la Iglesia en nuestros días -afirma-. Éste es un mensaje que debe conservarse intacto siempre”.

El idioma del corazón

Estos videos están en muy en sintonía con el tema del viaje apostólico de Benedicto XVI al Reino Unido, ya que, según el arzobispo de Westminster, monseñor Vincent Nichols “la lengua del corazón es también la lengua de las imágenes, de los momentos, más que de los argumentos”.

Según el presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, “esta visita estará llena de momentos icónicos, de momentos simbólicos que hablarán directamente al corazón”.

“El Santo Padre tiene la capacidad de hablar de manera muy personal y atractiva -declaró este martes ante los micrófonos de Radio Vaticano-. El Papa tiene la capacidad de hablar desde su corazón con imágenes y con frases muy nobles”.

El arzobispo de Westminster asegura que “la presencia del Papa aquí en Inglaterra será un momento muy importante para la vida de la fe”.

“Esto es porque Benedicto XVI es un protagonista elegante, lleno de respeto a todos -añade-. Creo que el público inglés, escocés y galés recibirá al Santo Padre con un afecto que crecerá ciertamente durante la visita”.

Respecto a la beatificación del cardenal John Henry Newman, monseñor Nichols destaca que “para nosotros es un momento histórico porque es la primera vez en 500 años que será beatificada una persona no mártir”.

“Newman es una figura importante de la cultura inglesa y su 'viaje' de la Iglesia anglicana a la Iglesia romana representó algo admirable para su tiempo”, dijo.

“Newman tenía la capacidad de explicar este viaje de fe -añadió-. Es verdaderamente una figura de la literatura, una figura de educación”.

Por otra parte, en un periodo en que las relaciones entre las Iglesias católica y anglicana “están en un momento delicado”, en palabras del arzobispo de Westminster, el ex-primado anglicano Lord Geroge Carey ha destacado en un mensaje la función positiva de la Iglesia católica en la sociedad británica y ha deseado que “el Papa Benedicto sea bienvenido a Gran Bretaña”.


PAGINA PRINCIPAL

Comments