Domingo, Día del Señor

Domingo, el Primer día de la semana (Mc 16, 2)

El Domingo es considerado por la Iglesia como el primer día de la nueva [o segunda] Creación, superior a la primera; es el día en que resucita Jesús, por tanto es llamado «Día del Señor» (Jn 20, 1-19; Lc 24, 1-5; Mc 16, 1-6; Mt 28, 1-6; He 20, 7; Col 2, 16; 1 Cor 16, 2; Ap 1, 10). Para los cristianos, el domingo vino a ser el primero de todos los días, la primera de todas las fiestas, el día del Señor (“Hè kyriakè hèmera”, “dies dominica”), el “domingo”:

Nos reunimos todos el día del sol porque es el primer día, después del sábado judío, (pero también el primer día), en que Dios, sacando la materia de las tinieblas, creó al mundo; ese mismo día, Jesucristo nuestro Salvador resucitó de entre los muertos. (S. Justino, Apol. 1, 67).

Según el Catecismo Católico, # 2175, «el domingo se distingue expresamente del sábado, al que sucede cronológicamente cada semana, y cuya prescripción litúrgica reemplaza para los cristianos. Realiza plenamente, en la Pascua de Cristo, la verdad espiritual del sábado judío y anuncia el descanso eterno del hombre en Dios. Porque el culto de la ley preparaba el misterio de Cristo, y lo que se practicaba en ella prefiguraba algún rasgo relativo a Cristo (cf 1 Cor 10, 11):

Los que vivían según el orden de cosas antiguo han pasado a la nueva esperanza, no observando ya el sábado, sino el día del Señor, en el que nuestra vida es bendecida por Él y por su muerte. (S. Ignacio de Antioquía, Magn. 9, 1)

La Iglesia de Cristo pide que los fieles asistan al menos todos los domingos [iniciado en la noche del sábado] a la celebración de la Santa Misa con el fin de reavivar el sacrificio eucarístico y la Resurrección del Señor Jesús. Es el principal “día de guardar” de todos los católicos.

El mandamiento de la Iglesia determina (Catc. Cat. # 2180) y precisa la ley del Señor: “El domingo y las demás fiestas de precepto los fieles tienen obligación de participar en la misa” (CIC can. 1247). “Cumple el precepto de participar en la misa quien asiste a ella, dondequiera que se celebre en un rito católico, tanto el día de la fiesta como el día anterior por la tarde” (CIC can. 1248, 1).


PAGINA PRINCIPAL

Comments