Unicef patrocina un programa que pervierte a la niñez

La columnista del Diario Hoy, Julia Regina de Cardenal, denunció que Unicef patrocina en el país el programa televisivo "SEXto Sentido", emitido en el canal 33 en horario accesible a los niños y que promueve antivalores que pervierten a los menores.

     "¿Cuál es la obsesión de los organismos internacionales en invertir tales cantidades de dinero en pervertir a nuestra niñez?", preguntó la columnista al referirse a los gastos de publicidad de un programa que "promueve la promiscuidad, la prostitución como una forma de ganarse la vida de jovencitas, la homosexualidad y todo tipo de desórdenes sexuales".

     "El nefasto mensaje a los adolescentes es que el sexo es un juego divertido, el cual se debe experimentar buscando el placer, sin importar las consecuencias a su salud física, psíquica, mental, espiritual, familiar, social, cultural, etc.", advirtió.

     En su artículo, recordó que El Salvador atraviesa por "una crisis espantosa e insoportable de violencia, terrorismo y brutalidad nunca vista", que comenzó con la pérdida de valores morales, la desintegración familiar y el permisivismo en la juventud. "Por esto es descabellado e inadmisible que Unicef –dizque protectores de la niñez– esté patrocinando una emisión de este tipo tan dañino para la sociedad, la familia y la dignidad de cada persona", señaló.

     Criticó que Unicef "no vea las verdaderas necesidades de los niños salvadoreños", en salud, alimentación, seguridad y educación. "Fundación Sí a la Vida les propuso un proyecto para promover valores morales a nivel nacional, pero nunca tuvimos respuesta. ¿Sólo tienen dinero para promover antivalores? Eso es lo más destructivo que pueden hacer", expresó.

     También criticó a las autoridades por permitir "este tipo de perversión de niños en la televisión", y alentó a los padres a escribir o llamar a los responsables para manifestar su disconformidad con dicho programa.

     "Es responsabilidad de todos los padres de familia poner un paro a este bombardeo en contra de nuestros derechos como primeros, principales e insustituibles educadores de nuestros hijos; en contra del derecho de proteger su inocencia; en contra de nuestra fe e identidad cultural", recordó.+

Comments