De bohemio a Sacerdote para evangelizar a los jóvenes

FUENTE: cancionnueva

26/03/2010

    

En este año en que la Iglesia proclamó el Año Sacerdotal, la Comunidad Canción Nueva, que ha sido instrumento para atraer muchas vocaciones, también se une a la intención para rezar por los sacerdotes.

Conoce el testimonio del Padre Ivan Paixão, recién ordenado, que dejó su vida de bohemia y hoy contribuye para que muchos jóvenes también se encuentren con Jesús Cristo y tengan sus vidas transformadas.

“¡Hola, internautas! Yo soy el Padre Ivan Paixao de la Comunidad Canción Nueva. Y en este Año Sacerdotal quiero hablar un poco de mi testimonio y la historia de mi vida. Yo soy paulista, nacido en Guarullos, Brazil. Mi familia siempre luchó mucho y, en ciertos momentos de mi vida, en la fase de mis 14 años, yo tuve muchas dificultades de relacionamiento con mis padres. Por eso, mi vida comenzó a tomar un rumbo diferente, rumbo hasta de oscuridad. Porque en estas ocasiones hubieron peleas y realidades en las cuales casi perdí la vida, y casi cometí el error de haber quitado la vida a alguien.

Mi vida caminaba así, me gustaba la samba, conocía todos los bares de San Pablo y también me gustaba ir en los barrios de las favelas. Por supuesto, en ese camino yo tuve algunas amistades buenas, pero, infelizmente, cuando caminamos sin Dios, también enfrentaremos a personas que no quieren nuestro bien.

Mi vida caminó por ese medio: samba, mujeres y bebidas y eso me llevó a una etapa de vida en cual ya vivía un vacío existencial muy grande. Y en mi casa había muchas peleas, mi madre se ponía muy enferma por mi causa y yo iba por un camino de marginalidad.

Cuando, por intermedio de una muchacha con quien salía, ella me presentó a una señora que me hablo de un Dios, y desde ese día mi vida fue tomando otro curso. Interesante: una señora de setenta y dos años me vino a hablar de Dios en el día que fui a presentarle un trabajo. De aquel día en adelante (yo quería aprender tocar maraca y ella era profesora de música). Yo dije: “Entonces, si ella no hace el negocio, por lo menos para iría a su casa para aprender a tocar la maraca, yo voy.” “¡Pero fue ahí cuando Dios me tomó!”

Porque ella era una mujer de mucha oración, me acogía muy bien como su hijo, y toda la comprensión que no tenia en mi casa yo encontré en su casa. Ella empezó a evangelizarme y mi vida empezó a cambiar: comencé a dejar la bebida y las mujeres, pase vivir la castidad y ella fue introduciéndome (en las prácticas cristianas) cada vez más a través del rosario y del anuncio de un Dios, que me ama, un Dios de Amor. Mi vida iba siendo transformada y fui buscar la reconciliación con mi familia.

Hoy tengo la felicidad de estar en Canción Nueva y tener una familia con mis grandes amigos.

Hoy Dios me da la gracia de donarme, como aquella señora que me evangelizó, y estoy sirviendo también en el Instituto Canción Nueva, donde soy director espiritual, cuidando de los alumnos de allá, son cerca de novecientos jóvenes. Pude traer un poco de mí experiencia para ellos, pero principalmente anunciar ese Dios de amor, que un día me fue anunciado y cambió mí vida.

En este año sacerdotal yo te invito a rezar por los padres y por las vocaciones de aquellos que quieren dar pasos para entrar en el sacerdocio y por aquellos que ya lo son, para que perseveren.

Que tú reces por nosotros. Yo soy recién ordenado, entonces reza para que podamos ser luz en la vida de muchas personas que están perdidas, muchas veces, vacías y que esperan una oportunidad de tener a alguien para decirles del amor de Dios.

¡Dios te bendiga!


Padre Ivan Paixão
Comunidad Canción Nueva


PAGINA PRINCIPAL